Aguas Antofagasta, desde 2004 -cuando comienza la operación de las concesiones sanitarias de la región- se propuso contribuir en la construcción de una mejor región, impulsando proyectos para desarrollar la innovación, identidad regional y responsabilidad en el cuidado del medio ambiente.

En este marco y de acuerdo a la política ambiental de la empresa, que promueve una cultura ambiental en los trabajadores y grupos de interés, se desarrolló el proyecto: Jardín Botánico Aguas Antofagasta.

En un comienzo, el proyecto se centró en la construcción de un invernadero de 500 m2 y un canal con flora acuática. Sin embargo, a medida que avanzaba éste se hizo más ambicioso.

Es así como hoy se incorporan diversas colecciones temáticas y un interesante Programa de Educación Ambiental, en el que participan establecimientos educacionales y la comunidad en general. Todo ello en colaboración con la Fundación Jardín Botánico Nacional de Viña del Mar.

De esta forma promovemos la conservación de los recursos naturales y fomentamos la biodiversidad para el desarrollo sustentable.